domingo, 15 de diciembre de 2013

CINEASTA ALTEÑA CONTARÁ SU HISTORIA 
EN UN DOCUMENTAL


La familia de Delia Yujra no supo que ella estudiaba cine, sino mucho después. Su padre se enteró hace un año. 

Quien persevera, alcanza, reza una conocida frase, y una de las personas que puede constatar eso es Delia Yujra, la primera mujer de pollera cineasta, quien terminó sus estudios en la Escuela de Cine de El Alto recientemente y que ahora piensa en una especialización. Yujra viajó casi todos los días desde su población, Huatajata, hasta la urbe alteña desde 2009 y ya trabaja en llevar su historia de sacrificios a la gran pantalla. Entre otros de sus planes a futuro está la realización de un largometraje, que sería su "gran sueño". 

Ejemplo. "Lo más importante es saber que he llegado a donde estoy. Aunque sufrí mucho, sé que de ahora en adelante todo depende de mí", dice Delia, quien nació en Huatajata (provincia Omasuyos), en 1982. Durante cinco años, y casi a diario, tuvo que realizar el viaje desde esa población hasta El Alto, gastando de entre 20 a 25 bolivianos en pasajes. "Al principio quise rendirme, porque no tenía tiempo ni dinero y también debía cumplir con la chacra", dice en referencia a las labores de agricultura que aún realiza. 

Su interés por el cine nació, no de la inquietud por querer ser como alguien en particular ni porque haya sido un sueño desde su niñez, sino más bien fue por la discriminación que le tocó vivir. Cuenta que tras sufrir un accidente hace seis años en el lago de su pueblo, fue discriminda en un hospital. "Siempre fui la última en atender. Por eso me dio coraje. Quería demostrar que una mujer de pollera puede llegar alto", dijo. Además, el cine fue la herramienta para rescatar sus costumbres y la inquietud de cómo podía mostrar lo que pensaba, ya que escribe guiones basados en historias reales, de sus padres y abuelos. 

Actualmente tiene el plan de hacer un documental sobre su vida y la comparación con la de una cineasta de la ciudad. "Quiero ver ese sacrificio reflejado en la pantalla", dice. El guión estará listo para el próximo año. Además proyecta un largometraje, cuyo título tentativo sería La humillación y el coraje. 

Después de salir del colegio, Yujra tuvo la inquietud de seguir estudiando. "Uno de mis sueños fue ser abogada y después quise ser profesora de literatura, pero mi papá me decía que la mujer tenía que estar en la casa", comentó. Después vio una convocatoria para estudiar cine y así llegó esa oportunidad. "Llegué a El Alto por primera vez. En ese tiempo no sabía ni cruzar la calle", recuerda. 

Ingresó a la Escuela de Cine y tras concluir sus estudios, ahora se dedica a la realización de una pasantía. Piensa especializarse en guión y dirección. 

Yujra produjo y dirigió cinco cortometrajes de ficción y dos documentales. Además de la agricultura y el cine, Yujra teje camas con lana de oveja.

Fuente: Giannina Machicado,  La Prensa, 14/12/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada