lunes, 19 de noviembre de 2012

IX ENTRADA UNIVERSITARIA DE UPEA 
DERROCHÓ CULTURA, ALEGRÍA Y COLORIDO


Más de un millar de universitarios disciplinadamente uniformados y enfilados en 39 fraternidades marcaron un mismo paso en el evento cultural.

Colorido, alegría y juventud remozaron el sábado las principales arterias de la urbe alteña. Innovadoras coreografías diseñadas por los estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) se dibujaron en ellas. 

Más de un millar de universitarios, disciplinadamente uniformados y agrupados en 39 fraternidades, marcaron un mismo paso en la IX Entrada Universitaria de la UPEA 2012, con el objetivo de expresar de la mejor forma la riqueza cultural de Bolivia.

De acuerdo con el rector de la UPEA, Rubén Cerrón Cahuaya, la actividad cultural fue realizada en conmemoración de los nueve años de la Autonomía Universitaria, conquistada mediante la Ley 2556 del 12 de noviembre de 2003. 

“Estos nueve años significan la consolidación de nuestra universidad dentro del Sistema de Universidades y la revalorización de todas las costumbres de nuestra cultura”, manifestó la máxima autoridad universitaria a Cambio.

El evento cultural, iniciado con un sol radiante cerca del mediodía, contó con la presencia de varias autoridades nacionales y municipales, representantes universitarios, además de sabios y amautas que realizaron una ofrenda a la Madre Tierra antes de iniciar la fiesta folklórica.

La ñusta UPEA, Blanca Sumi Acarapi, elegida el 26 de octubre, destacó que la festividad demuestra la riqueza cultural que tiene nuestro país y el amor que los jóvenes alteños sienten por su patria y su identidad. 

En la misma línea, la cholita UPEA, Geraldine Ponce, de la carrera de Educación Parvularia, remarcó la variedad de danzas que engalanaron el encuentro cultural protagonizado por los universitarios alteños. 

Los coloridos trajes de la morenada de la carrera de Administración de Empresas abrieron el evento folklórico y arrancaron los aplausos de decenas de alteños apostados a lo largo de la avenida Juan Pablo II. 

El caluroso día se calentó más con el paso de los tinkus de Ingeniería Civil, los tobas de Contaduría Pública y la saya afroboliviana de Ingeniería Electrónica. 

“Yo vengo a verlos porque los jóvenes bailan mejor que los adultos, tienen mucha más energía”, dijo Ana Gutiérrez, mientras admiraba la coreografía de los danzarines acompañada de sus dos hijas. 

Las bombas de humo de color combinaban perfectamente con los hermosos trajes hechos de aguayos, plumas y lentejuelas de matices celestes, violetas, rojos, verdes, naranjas y amarillos. 

“La entrada folklórica de la UPEA, declarada patrimonio cultural de El Alto, celebra junto con su pueblo estos nueve años de Autonomía, con el firme propósito de ser la punta de lanza en el progreso de nuestra ciudad”, expresó el Rector de esa casa de estudios. 

Fuente: Cambio, 18-11-2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada