miércoles, 17 de diciembre de 2014

JÓVENES CAPTURAN LOS SECRETOS DE EL ALTO
DE EXTREMO A EXTREMO


 Un grupo de cineastas abre su primera exposición con 10 fotografías, un video de 20 minutos y objetos-arte que identifican los contrastes de su ciudad.

El 2010, más de 10 estudiantes de la carrera de Cine de la  Escuela Municipal de Artes  de El Alto   fundaron un grupo  para   producir una serie de    cortometrajes     que buscan revelar   los secretos  de   su ciudad.

El desafío no fue nada fácil. Cuatro años después,  en el grupo sólo quedaron cinco  integrantes: Eduardo Chávez, José Serrudo, Osmar Quiroz, Edson Chambi y Elayne Patzi.

El grupo, que lleva el nombre de Tres-E, siguió  con el proyecto y  capturó   los misterios de esa urbe  a través de fotos y videos,  que  dan vida a su  primera  muestra.


El Alto de extremo a extremo

La exposición fue montada en   la Sala Negra del Centro Cultural de España en La Paz (CCELP) y permanecerá abierta hasta febrero.

Uno de los objetivos  de la exposición  es   transportar  al  visitante a   El Alto a través  de  la música, las imágenes y   una variedad de objetos. "Cuando vi la sala, por la forma que tiene (que es larga y rectangular), se dio la idea de  hacer una pantalla panorámica de  12 metros y mostrar El Alto de extremo a extremo”, contó Chávez.

En la pantalla extendida se proyecta un video de 20 minutos con imágenes de la Ceja, Kenko y Río Seco. "Es una mirada externa, sin influir en lo que pasa, pero sí mostrando los contrastes, los extremos que hay en la ciudad. Sin ánimo de criticar, pero tampoco elogiar la ciudad en que vivimos”, agregó el creador.

Según Chávez, la preparación de la muestra duró varios meses por la recolección de imágenes en puntos definidos, grabados con dos cámaras para lograr el efecto panorámico que buscaban,  la selección de las   fotos y la preparación de los objetos-arte. "Tenemos cinco fotografías de Juan Carlos Aduviri, que participa como invitado en la muestra”, acotó.

En cuanto a los objetos-arte,  en la entrada se aprecia un muñeco colgado que tiene un  letrero que dice "ladrón  pillado”, un panel con pequeños avisos multicolores de oferta de empleos. Además, hay  una tela de fondo con un dibujo de un recorrido visual por El Alto, hecho a mano y un montón de hojas de coca. "Son elementos  subjetivos que siempre se encuentran en El Alto”, acotó Chávez. 

Fuente: Milen Saavedra, Página Siete, 15/12/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada