martes, 16 de octubre de 2012


LOS CARTONEROS ACERCAN A LOS ESCRITORES NOVELES AL PÚBLICO

Yerba Mala Cartonera, con siete años de experiencia, presenta actualmente 
un catálogo de apróximandamente 60 obras.

La editorial Yerba Mala Cartonera a lo largo de siete años de funcionamiento, dedicada a difundir la literatura que la considera como un bien accesible, promociona también a autores noveles.

A propósito de su participación en la VI versión de la feria internacional del libro en Cochabamba, EL DIARIO realizó una entrevista con los responsables de esta institución independiente.

EL DIARIO (ED) ¿Hace cuántos años Yerba Mala Cartonera desarrolla este tipo de actividades?

Yerba Mala Cartonera (YMC): Desde el 2005, Yerba Mala Cartonera (YMC) surge en la ciudad de El Alto, uniéndose al movimiento cartonero que germinaba por Latinoamérica.

ED: ¿Quiénes componen Yerba Mala?

YMC: Los fundadores fueron Crispín Portugal y Beto Cáceres.

ED: ¿Cuáles eran sus objetivos iniciales y éstos han cambiado con el tiempo?

YMC: Los principales objetivos siempre serán mantenernos en una línea de difusión de trabajos literarios de calidad, usar la tapa de cartón como praxis y ética del trabajo cartonero que no pretende difundir la literatura como algo VIP, sino más bien accesible, lúdico y económico a nuestros lectores. Con el tiempo lo que se ha buscado es consolidarnos con mayor fuerza como una editorial independiente, que busca nuevas maneras de distribución y difusión de sus libros.

ED: ¿Cuáles son las lecciones aprendidas después de varios años realizando esas actividades?

YMC: Que después del stress de la diagramación y el diseño, hacer libros como panes que entran al horno, respiramos y es muy alentador ver los productos: Vadik Barrón, por ejemplo, después de publicar con nosotros tuvo una mención honrosa en el Yolanda Bedregal, o Milenka Torrico que decidió irse a estudiar Literatura a la UMSA, y también en ese proceso salió la publicación Preview. Más allá de los reconocimientos que tienen los autores es apostar por la literatura, seguir a pesar de todo.

ED: ¿Cuál es el desarrollo de las cartoneras en América Latina?

YMC: Los cartoneros son un movimiento, no es una afirmación atrevida, sino más bien realista, ya que Eloísa cartonera surge en Buenos Aires al calor de el cacerolazo y la protesta de varios grupos vinculados con la literatura que estaban muy molestos con las editoriales que mezquinamente venden sus libros como objetos de lujo. Después de este primer momento y surgimiento de la edición cartonera, con tintes especiales, ya que los cartoneros son personas agrupadas en un rubro económico en Argentina que recolectan cartón y lo cambian por unas cuantas monedas, se expande el movimiento editorial y no cartonero en el sentido argentino, hasta Perú con Sarita Cartonera, Chile con Animita Cartonera, Paraguay, Uruguay hasta Europa y hasta incluso África.

ED ¿Qué contactos tienen con otras cartoneras?

YMC: Los contactos con otras cartoneras son entrañables, por la proximidad de nuestras propuestas, compartir ideas, estéticas, hasta en el encuentro que tuvimos de las cartoneras del Mercosur en Paraguay con el apoyo de Felicita cartonera quisimos armar el “Bloke Kartonero”, pero en concreto son pocas las iniciativas que han logrado realizarse.

ED ¿Qué obras tienen en su “catálogo”?

YMC: Muchas alrededor de 60, las publicaciones recomendables: “Las Adelas” (Antología poesía y narrativa de escritoras bolivianas), “Heroínas sin Coronilla”, “Viscarra en cartón” (Antología fruto de una convocatoria a concurso de poesía y narrativa en honor a Viscarra), “Nos vemos en el K’ullku vida mía relatos de la llarqay Plazuela Osorio”, etc.

ED ¿Cuál es su evaluación sobre la feria del libro cochabambina?

YMC: Es una feria que desde el año pasado se ha ido proyectando de manera empresarial, vemos que existe una voluntad por varios expositores para lograr difundir la literatura, pero los precios de sus libros son elevados para el común denominador.

Fuente: EL Diario, 16/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada